Introducción

El sistema inmune es una compleja red de células, tejidos y órganos que nos protege de patógenos, como virus, bacterias y hongos, así como de células cancerosas. Dos tipos de células inmunológicas importantes son las células T y las células B.

Células T

Las células T son un tipo de linfocitos. Se originan en la médula ósea y maduran en el timo (de ahí su nombre). Las células T son responsables de la inmunidad celular, lo que significa que reconocen y eliminan células infectadas por virus, así como células cancerosas y células dañadas.

Las células T se dividen en dos subtipos: las células T CD4+ y las células T CD8+. Las células T CD4+ ayudan a coordinar la respuesta inmunológica al producir citoquinas, que son proteínas que ayudan a activar y dirigir otras células inmunológicas. Las células T CD8+, por otro lado, son capaces de reconocer y eliminar células infectadas por virus directamente.

Función de las células T

  • Defensa contra virus, células cancerosas y células infectadas por bacterias intracelulares.
  • Producción de citoquinas que ayudan a coordinar la respuesta inmune.
  • Regulación de la respuesta inmune a través de la liberación de hormonas.
Contenido exclusivo - Clic Aquí  Diferencia entre fertilizacion interna y fecundacion externa

Células B

Las células B son otro tipo de linfocitos. Se originan en la médula ósea y maduran en la médula ósea y en los ganglios linfáticos. A diferencia de las células T, las células B están involucradas en la inmunidad humoral, lo que significa que producen anticuerpos que pueden unirse a los patógenos y neutralizarlos o marcarlos para la eliminación por otras células inmunológicas.

Función de las células B

  • Producción de anticuerpos para la neutralización o eliminación de patógenos.
  • Función de memoria inmunológica (las células B pueden recordar patógenos que ya han sido encontrados y producir anticuerpos de memoria más rápidamente en caso de una segunda infección).

Diferencias entre células T y células B

La principal diferencia entre células T y células B es su función dentro del sistema inmunológico. Las células T son responsables de la inmunidad celular y reconocen y eliminan células infectadas por virus y células cancerosas. Por otro lado, las células B producen anticuerpos que pueden neutralizar o marcar los patógenos para su eliminación.

Otro diferencia importante es el tipo de inmunidad que proporcionan. Las células T proporcionan inmunidad celular, mientras que las células B proporcionan inmunidad humoral. La inmunidad celular es especialmente importante para combatir virus intracelulares, mientras que la inmunidad humoral es especialmente importante para combatir bacterias y virus extracelulares.

Contenido exclusivo - Clic Aquí  Diferencia entre flora y fauna

En resumen, ambos tipos de células son esenciales para una respuesta inmunológica efectiva y trabajan juntos para protegernos de patógenos y células anormales.

Esperamos que este artículo haya sido útil para comprender mejor la diferencia entre células T y células B en el sistema inmunológico humano.