Organismos autótrofos y organismos heterótrofos, ¿qué los diferencia?

Los organismos son seres vivos que pueden clasificarse en diferentes grupos según su forma de obtener los nutrientes necesarios para sobrevivir. Dos de estos grupos son los organismos autótrofos y los organismos heterótrofos, los cuales se diferencian en su capacidad para producir su propio alimento o tener que consumir organismos vivos para obtener los nutrientes que necesitan.

Organismos autótrofos

Los organismos autótrofos son aquellos seres vivos capaces de sintetizar su propio alimento mediante la fotosíntesis o la quimiosíntesis. En la fotosíntesis, las plantas y algunos microorganismos como las algas y las cianobacterias utilizan la luz solar para convertir el dióxido de carbono y el agua en glucosa y oxígeno. En la quimiosíntesis, algunos microorganismos utilizan la oxidación de compuestos químicos para producir energía y sintetizar su propio alimento.

Ejemplos de organismos autótrofos:

  • Plantas
  • Algas
  • Cianobacterias

Organismos heterótrofos

Los organismos heterótrofos son aquellos seres vivos que deben consumir otros organismos vivos para obtener los nutrientes necesarios para su supervivencia. Estos organismos no pueden producir su propio alimento y dependen de la materia orgánica producida por los organismos autótrofos o de otros organismos heterótrofos.

Contenido exclusivo - Clic Aquí  Diferencia entre peces cartilaginosos y peces oseos

Ejemplos de organismos heterótrofos:

  • Animales
  • Hongos
  • Bacterias heterótrofas

En resumen, los organismos autótrofos y los organismos heterótrofos se diferencian en la forma en que obtienen los nutrientes necesarios para su supervivencia. Mientras que los organismos autótrofos pueden producir su propio alimento mediante la fotosíntesis o la quimiosíntesis, los organismos heterótrofos deben consumir otros organismos vivos o materia orgánica para obtener los nutrientes que necesitan.